Ser bilingüe evita la demencia

Ser bilingüe evita la demencia

Ser bilingüe evita la demencia

Las investigaciones han demostrado que ser bilingüe nos favorece de manera personal. En las academias de idiomas de Massamagrell seguimos muy de cerca todas las evoluciones positivas del segundo o tercer idioma.

Desde las academias de idiomas de Massamagrell os hablamos de los últimos estudios del bilingüismo.

Dominar una lengua individualmente es algo que se ha ido acentuando a lo largo de la última década. El modelo de exportación económico, la manera en que nos movemos geográficamente y el factor Internet, han promovido que hablemos más de un idioma.

Antiguamente se pensaba que estudiar varios idiomas podía provocar una confusión en nuestro celebro. Pero los recientes estudios demuestran lo contrario. Y es que, por lo visto, ser bilingüe mejora la memoria.

Judith F. Kroll profesora de psicología, lingüística y también del estudio de la mujer, además de directora del Centro de Ciencias del Lenguaje de la Universidad Estatal de Pensilvania, lleva a cabo investigaciones sobre el proceso cognitivo que apoya el aprendizaje de un segundo idioma.

Sus estudios más recientes evidencian una diferencia entre el celebro de un bilingüe con el celebro de un monolingüe. Este resultado muestra la diferencia a niveles estructurales y también funcionales. El resultado es que los bilingües son más resolutivos a la hora de enfrentarse a un conflicto momentáneo.

Otro estudio reciente sobre el tema que estamos tratando, publicado en la revista ‘Neurology’ reveló que utilizar dos lenguas diferentes, habitualmente, retrasa una media de 4 años la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Pero no solo eso, la investigación demuestra que incluso hablando una segunda lengua esporádicamente, como puede ser en campamentos de verano, beneficia el retraso de la demencia.

Para English Space los estudios son esperanzadores, pues el Alzheimer es una enfermedad que acecha, cada vez más. Cada año se detectan más de 4 millones de casos de Alzheimer en el mundo. Esta cifra es alarmante.

CONTACTO